Portada PPT FB 2

Nicaragua IMPIDE solución regional y humanitaria para protección de los migrantes cubanos

 

 
Logo Ministerio de Relaciones Exteriores
 
 
 
  
 
 
24/11/2015 06:08 PM

San Salvador, 24 de noviembre del 2015. Al finalizar la exposición de cada uno de los Ministros de Relaciones Exteriores de los países representados ante el SICA y de Colombia, Ecuador, México y Cuba, sobre la crisis migratoria que afecta a la región, Nicaragua se negó una vez más a colaborar en la búsqueda y adopción de una solución para estas personas.

El Canciller costarricense, Manuel A. González, propuso un Arreglo Operacional que permitiera el paso seguro, ordenado y documentado de las personas migrantes cubanas, que se encuentran de paso por la región con destino hacia los Estados Unidos y, evitar que sean presa de las redes de tráfico internacional de personas.  

A pesar de contar con el apoyo de los demás países del SICA, Nicaragua reiteradamente obstaculizó toda propuesta e intento de solución, sin presentar ninguna alternativa más allá del bloqueo y la intransigencia para resolver el problema de los migrantes cubanos.

“Yo tengo que decir las cosas como son. Hoy el SICA recibió una puñalada y quien lo ha hecho, se debe  responsabilizar por esto. Es inaceptable jugar con el dolor de las personas”, aseguró el Canciller Manuel González.

El Canciller costarricense también confirmó el inicio inmediato de la coordinación bilateral necesaria para dar solución adecuada a la difícil situación humanitaria que afrontan  miles de personas cubanas, que migran hacia los Estados Unidos. Varios de los países respaldaron sus palabras y se pusieron a disposición de Costa Rica para colaborar.

“Es irónico que Nicaragua venga a hablar y defender a los migrantes centroamericanos y bloquear una solución razonable cuando, ni siquiera, han atendido la migración de miles de nicaragüenses hacia Costa Rica durante décadas  y que más bien ha señalado a nuestro país,  según ellos, por no ser “solidario”, enfatizó el ministro González.

La propuesta de Costa Rica se planteó en estricto apego al derecho internacional y en busca de una solución inmediata, que atienda la situación humanitaria que viven los migrantes. No es un problema bilateral o político, se está hablando de la seguridad e integridad de miles de personas, que solo desean avanzar en forma segura y arrebatarlas de las garras de las redes de tráfico ilícito de migrantes y de todos los abusos que eso conlleva.

El no llegar a un consenso ni tomar decisiones que promuevan soluciones  inmediatas solo incrementará el problema y los responsables de que eso ocurra, tiene nombre. 

Es así como Nicaragua entrega al coyotaje y el crimen organizado, la migración hacia los Estados Unidos.