LOGO 4

 

Costa Rica urge a redoblar esfuerzos para lograr la efectiva implementación del Tratado de Comercio de Armas

 

Ver información en la página del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

 

El Canciller a.í., Alejandro Solano Ortiz,  llamó la atención  a redoblar esfuerzos para lograr la universalización del  Tratado de Comercio de Armas (ATT), y su posterior implementación efectiva por parte de los Estados, con una armonización de la legislación entre los instrumentos internacionales sobre control de armas.

Así lo expresó  durante su participación en la reunión Regional sobre Sinergias entre el Tratado de Comercio de Armas (TCA), el Protocolo de Armas de Fuego y el Programa de Acción de la ONU que culminó este 16 de octubre en San José.

La reunión de dos días fue organizada por el  Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto en conjunto con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Drogas y el Crimen (UNODC).

La actividad contó con asistencia de especialistas latinoamericanos y de instituciones nacionales como la Fiscalía General de la República, la Dirección General de Aduanas, la Dirección General de Armamento y varios asesores del Poder Legislativo que conforman la comisión que examina el proyecto de Ley de Armas y Explosivos.

Uno de los objetivos fue obtener un mayor entendimiento sobre el marco jurídico internacional sobre el control de armas; comprender las sinergias entre el TCA y otros instrumentos jurídicos globales (en particular del Protocolo de Armas de Fuego y el Programa de la ONU sobre armas pequeñas y armas ligeras (PoA), así como explorar opciones políticas y legislativas propuestas por Estados Miembros, con el fin de fortalecer sus sistemas de control de las armas nacionales en concordancia con los diferentes instrumentos, haciendo hincapié en las sinergias identificadas, entre otros.

El Vicecanciller Solano Ortiz señaló que existe conciencia de que la responsabilidad de prepararse mejor para la aplicación nacional de la ATT recae no sólo en los Estados exportadores sino en todos los Estados importadores, de tránsito o transbordo. “Todos debemos establecer o adaptar nuestros sistemas de control de transferencia de armas existentes para cumplir plenamente con las obligaciones del Tratado”, dijo.

Esta semana, también tuvo lugar un conversatorio en el marco de la 14Reunión del Grupo de Trabajo en Seguridad Regional de la Friedrich Ebert Stiftung en América Central en la cual el Canciller a.í., el Diputado Marco Vinicio Redondo y expertos de la academia y la sociedad civil de países de Centroamérica y México, analizaron los principales desafíos en la implementación de este instrumento en América Latina y el Caribe.

El ATT es más que un tratado multilateral que regula el comercio internacional de armas convencionales. Su objetivo es reducir el sufrimiento humano causado por la transferencia de armas ilegales e irresponsables, mejorar la seguridad y la estabilidad regional, así como promover la rendición de cuentas y la transparencia de los Estados Parte en relación con la transferencia de estas armas convencionales. También se trata de proteger los derechos humanos y salvar vidas.